Judaísmo y Occidente - Cosmovisiones Diversas.

El judaísmo no se ve como una religión universal. En la cosmovisón judaica, el mundo fue creado tanto con judíos como con no-judíos, ambos son parte de la creación, y ambos tienen una misión y una razón de ser. Ambos son socios en la tarea de perfeccionar el mundo.

Lamentablemente se ha cultivado en la historia de occidente una relación con "lo diferente" libre de diálogo y lejana a su verdadera  aceptación.

Desde el punto de vista Teológico, no pocas son las doctrinas que consideran que el camino para "servir a D-is", par ser "buena gente", o bien para "salverse" de lo que fuere... es un camino único y es el mismo para todos. Esto incluso ha fomentado desde domésticas intolerancias hasta grandes y crueles persecuciones masivas y genocidios.

Mucha sociedades tienden a reproducir este criterio mono-discursivo, y  la historia de los últimos siglos en buena parte del planeta, viene transmitiendo de generación en generación -a veces hasta con cierta inercia- esta idea de "sólo si eres cono yo te salvarás", lo que provadamente ha llevado a una visón anuladora del "otro", cuando no discriminadora.

Sin embargo hay una doctrina más antigua que envuelve y propulsa una idea, una solución y hasta una necesidad diferente. Esta "doctrina" se encuentra en la Torah (Pentateuco), y forma parte de la cosmovisión judaica.

De hecho, la idea de la convivencia en la diferencia es intrínseca del judaismo, y por ello el judaismo nunca fue proselitista ni intentó persuadir al prójimo a adoptarlo para sí, pues esto resultaría una contradicción con aquello mismo que proclama.

Conforme la visión judaica el gentil tiene una importantísima misión en el mundo: contribuir a la par del judío -y sin necesidad de ser judío para ello- al Tikun Olam, esto es, a perfeccionar el mundo.

Cuántos caminos propone la Biblia, para hacer la voluntad de Di's?

La Torah encierra 2 lineamientos a seguir, para judíos y para no judíos. En la Torah ambos conviven y ambos tienen un lugar y una responsabilidad en el mundo que son complementarias.

Puede un judío remitirse sólo al cumplimiento de las leyes noájidas y un noájida al cumplimientos de las leyes de los hijos de Israel (judíos)?

La respuesta es No, pero hay una razón para esto:

Imagina que en una empresa que cuenta con sector jurídico y con sector contable, los abogados comienzen a llevar las cuentas y los contadores a llevar los juicios de la empresa... que sucedería? probablemente esa empresa terminaria quebrando!

Cada función es importante y necesaria. Judíos deben cumplir con el Pacto de Israel, y Noájidas con el Pacto de Noé.

Y que es realmente el Pacto de Noé?

Mucho antes de la entrega de la Torah en el monte Sinai, y antes aún de la aparición del primer judío Abraham, Di-s entregó al primer hombre, Adam, una serie de preceptos a guradar que constituyen una guia práctica y una base ética para toda la humanidad. Era también su responsabilidad transmitirla a las futuras generaciones.

Estos preceptos fueron ratificados con Noé, único sobreviviente al diluvio junto a su familia, quedando así la responsabilidad de su transmisión en sus manos, y luego en sus descendientes... todos nosotros.

Sin embargo poco se sabe y poco se habla hoy de estos preceptos, siendo que tienen absoluta aplicacion práctica en el mundo moderno.

Sea por falta de acceso, sea por intereses insitucionales de algunos de sectores, lo cierto es que Las leyes de Noé permanecen desconocidas por muchas personas aún, y por ende desatendidas.

Dos piernas para caminar

En la visión judaica judíos y no judíos son como las 2 piernas que el mundo precisa para caminar.

Si pierde una de ellas caminar no le sería posible. Si sus piernas cambiaran lugar, dificilmente caminaría derecho.

De manera que cada uno tiene una función complementaria de la otra, pero a la vez insustuíble.

Y cada uno tiene mérito en el cumplimiento de su tarea, al punto que está escrito que "Cuando un gentil cumple con los siete preceptos de Noé, merece el mundo venidero".

Claro que estos siete preceptos, se refieren en verdad a siete categorías de preceptos, cada una de las cuales abarca muchos aspectos, y por lo tanto mucho conocimiento a develar.

En NOACH7 intentamos acercar a usted -conforme la enseñanza judaica- no sólo el conocimieno ancestral al respecto, sino también mostrar su diánamica, su aplicabilidad y su contexto, junto a su base histórico-teológica bajo la órbita de la filosofía judaica.